Jorge Volpi: el desencanto democrático

31Ago09

La transición hacia regímenes democráticos en América Latina no ha generado las transformaciones políticas y económicas que la propia democracia prometía. Esa constatación, preocupante por sí misma, parece perder relevancia cuando se advierte, además, que las democracias latinoamericanas “han perdido el encanto”.

Así lo señaló este lunes el mexicano Jorge Volpi, director de Canal 22, quien participó en el Seminario de Calidad Periodística: No todo está inventado, organizado por la FNPI, en conjunto con la Corporación Andina de Fomento y con el apoyo de la multinacional Cemex.

El ensayista y novelista mexicano analizó los desafíos de las democracias latinoamericanas, las causas de su descrédito y recorrió los factores que según su opinión están llevando a las jóvenes democracias del continente “al límite de su propia autodestrucción”.

“México es el signo claro del desencanto, como ocurre en los demás países. Está siendo catalizado por una clase política irresponsable que ha llevado la democracia a sus límites”, aseguró Volpi durante su intervención en el seminario.

Desde su perspectiva, los caudillismos democráticos se encuentran en el corazón del descrédito de las democracias latinoamericanas. Se trata del surgimiento de una clase de políticos que “se aprovechan del desencanto, atacando la política tradicional y presentándose como salvadores de la democracia”. De esta manera, “construyendo liderazgos carismáticos, se presentan como antipolíticos y van minando las mismas condiciones democráticas que los han llevado al poder”, añadió Volpi.

Discursos polarizados. Estos dirigentes se ocupan de polarizar al máximo el discurso en el país, como “si fueran los únicos capaces de articular soluciones”.

Control de la prensa. Asimismo, se nota una tendencia por controlar, pactar o amenazar a los medios de comunicación que les pueden ser críticos. Algo especialmente preocupante en atención a la importancia que los medios tienen “para dar a conocer a los ciudadanos lo que ocurre en sus democracias”, dijo Volpi.

Vocación de perpetuidad. Los dirigentes tratan de utilizar los medios de democracia participativa, creados justamente para mejorar la democracia (como referéndums y plebiscitos) para lograr mantenerse en el poder.

“Se subvierte desde dentro la propia legalidad democrática, con la intención específica de que estos líderes se perpetúen en el poder. Es una constante, desde la izquierda chavista hasta la derecha uribista, sin importar ideologías”, señaló Volpi.

Bajo control parlamentario. La representación parlamentaria tiene una infinidad de problemas en América Latina. Y no hay mecanismos de control de esa representación, con una participación real de los ciudadanos, sostuvo el panelista.

“El rating se vuelve en la medida constante de la popularidad del político: se está esperando la misma lógica de quien está produciendo una telenovela. No sólo en el caso de los caudillos democráticos, sino también de las presidencias democráticas. Importa la popularidad inmediata”, indicó.

Instituciones democráticas débiles, sumadas al poder de los grandes consorcios mediáticos que influyen en cómo es percibida la democracia y los efectos de la crisis global configuran un panorama inquietante para las democracias de la región. “Estamos llegando al límite de democracias que se autodestruyen”, advirtió Volpi.

Anuncios


No Responses Yet to “Jorge Volpi: el desencanto democrático”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: